Una tarde esta vieja decide pasarla diferente comunicándose con uno de los jóvenes, a quien le dio su coño para que la volviera hacer sentir como antes, teniendo en cuenta que le encantan las pollas bien gruesa sabiendo que son las mejores para calmar la necesidad, de poder tener una por donde más le gusta sin compromiso alguno de quedar enamorados. Solos en casa comienzan con una serie de preguntas para tornar la cosa caliente, jugando con el deseo sexual de los dos importando poco lo que pasara deseando tener placer cuanto antes deciden hacer cosas bien ricas para calmar las ganas.

Despues de haber hecho este tipo de cosas que pondrían a pensar a cualquiera, de que una vieja como esta no seria capas de complacer a un joven como este, estaría equivocado ya que esa son las que mas experiencia tienen en la cama dando placer con sus grandes movimientos !No te lo pierdas!

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?