Necesitando una para calmar esas ganas tremendas de colocar una bien gruesa en su coño, siente que no se puede aguantar tanto buscando a uno de sus vecinos para pedirle ayuda sabiendo que este ya se la había cogido poniendo todo mas fácil consiguiendo algo bien rico que no conseguía en hace rato para correrse junto a el, calmando un poco aclarando que cada día le daba mas fuerte. Desnudándose para que este le hiciera cosillas atrevidas le deja saber que sus deseos son mas que tocarla, ya que quería penetrarla sin parar consiguiendo un orgasmo que hace rato no tenia con una pervertida así.

Jalando el pelo para que se excitara mas esta vieja le pide que se mueva rico, para poder echársela adentro como le gustaba consiguiendo que, trabajara duro para mayor placer con este joven afortunado que le termino dando hasta quedar complacidos

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario